empoderamiento

El término empoderamiento fue acuñado en la IV Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing (Pekín, 1995) para referirse al aumento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder. De acuerdo con la Plataforma de Acción de Pekín (documento aprobado en la IV Conferencia, referente a las doce áreas a los que los gobiernos y la sociedad civil deben prestar especial atención para la eliminación de los obstáculos que impiden la plena equiparación entre mujeres y hombres) se relaciona el empoderamiento con los siguientes ejes: los derechos humanos, la salud sexual y reproductiva y la educación.

Y estos ejes son considerados fundamentales para el avance de las mujeres en la sociedad y, a partir de ahí, se trata de potenciar la participación de las mujeres en igualdad de condiciones que los hombres en la vida económica y política y en la toma de decisiones a todos los niveles.

Actualmente esta expresión conlleva también otra dimensión: la toma de conciencia del poder que individual y colectivamente ostentan las mujeres y que tiene que ver con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como personas.

Así, el empoderamiento abarca dos aspectos:

Aspecto personal

Aspecto colectivo

  1. Significa trabajar colectiva y cooperativamente para conseguir logros sociales, políticos y económicos.
  2. Significa hablar de pactos entre las mujeres, significa hablar de asociacionismo de mujeres, sobre todo, teniendo en cuenta la dispersión que ha existido debido a su exclusión del ámbito público.
  3. Significa hablar de sororidad: hermandad, confianza, fidelidad, apoyo y reconocimiento entre mujeres para construir un mundo diferente; percatarse que desde tiempos antiguos hay mujeres que trabajan para lograr relaciones sociales favorables para ellas y para nosotras, recordando siempre que todas somos diversas y diferentes (Definición de Marcela Lagarde)

A modo de resumen, se puede decir que el empoderamiento implica:

  1. La toma de conciencia sobre la subordinación de las mujeres y el aumento de la confianza (“Poder propio”).
  2. La organización autónoma para decidir sobre sus vidas y sobre el desarrollo que desean (“Poder con”).
  3. La movilización para identificar los intereses de las mujeres y transformar las relaciones, estructuras e instituciones que les limitan y perpetúan su subordinación (“Poder para”).

About Emilioteayuda.com

EMILIO MARÍN- ROIG RAMÓN. https://www.xing.com/profile/Emilio_MarinRoig http://es.linkedin.com/in/emiliomarinroig/ https://emilioteayuda.com/
Esta entrada fue publicada en Trabajo Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s